Tuberculosis

 
Tuberculosis | Aficiones | Album de fotos | Curriculum Vitae | Enlaces | Tuberculosis
 
Tuberculosis
 
 
?Qué debe conocer usted acerca de la tuberculosis?
Una información para la población.

Resumen:
Se presentan una condensación de artículos sobre revisiones bibliográficas y de nuestra experiencia de más de 30 años trabajando con enfermos tuberculosos; donde desarrollamos los aspectos más importantes de la etiología de la enfermedad, su transmisión dentro de la población, las manifestaciones clínicas fundamentales, como se realiza el diagnóstico, su tratamiento y la prevención, con el fin de que personas susceptibles dominen una serie de fundamentos que le permitan afrontar esta afección y colaborar adecuadamente para que Cuba sea un país libre de tuberculosis para el año 2020.

Summary:
They are presented a condensation of articles it has more than enough bibliographical revisions and of our experience of more than 30 years working with sick tuberculous; where we develop the most important aspects in on account of of the illness, their transmission inside the population, the fundamental clinical manifestations, like he/she is carried out the diagnosis, their treatment and the prevention with the purpose of that susceptible people dominate a series of foundations that you/they allow him to confront this affection and to collaborate appropriately so that Cuba is a country free of tuberculosis for the year 2020.

Descriptores:
TUBERCULOSIS/epidemiología;
TUBERCULOSIS/diagnóstico;
TUBERCULOSIS /terapia;
TUBERCULOSIS/prevención.

Autor: Dr. Delmar Ramos Arias.
Especialista de 1er grado en Neumología
Profesor Instructor del ICM de Santiago de Cuba.
Email: pujada@medired.scu.sldcu



 
Epidemiología

Riesgo de Infección
Toda persona que nunca ha estado en contacto con el germen tiene el riesgo de infectarse al exponerse e inhalar bacilos de la tuberculosis. La enfermedad se transmite por medio de las pequeñas goticas que expulsa un enfermo durante las crisis de tos y que generalmente por su pequeño tamaño no se ven, estas pequeñas gotas pueden permanecer en suspensión por un tiempo más o menos largo, e inclusive pueden disminuir su tamaño, lo cual las hace más invasivas al ser inhaladas por un individuo sano.

Como se comprende, donde hay mucha luz solar cargadas de rayos ultravioletas que matan al bacilo o donde existen corrientes aéreas que facilitan la dispersión de esas partículas colmadas de gérmenes, el progreso de la transmisión disminuye o no puede llevarse a cabo (esto se logra si no hay hacinamiento de personas, si hay mejor iluminación de los locales por la luz solar y si existe una buena ventilación, en otras palabras, se consigue si hay mejoría de las condiciones habitacionales de la población, hecho que se ha logrado en los países de más desarrollo del mundo, pero que aún persiste en la mayor parte de los países pobres).
Se ha evidenciado que esta transmisión se produce, fundamentalmente, entre los contactos próximos, sean familiares o no y que comparten sus habitaciones con el enfermo como ocurre en personas que se encuentran en cárceles, hospitales de enfermedades crónicas, hogares de ancianos o en casas familiares; mientras que cuando ocurre el contacto en el trabajo o en encuentros ocasionales, el nivel de transmisión disminuye, es por ello que se dice que la infección tuberculosa es un hecho doméstico y la mayoría ocurre en niños o adolescentes los cuales permanecen mucho tiempo en sus hogares; la transmisión del germen ocurre, por regla general, de noche en los dormitorios ocupados por personas enfermas y sus contactos más cercanos, pero puede ocurrir en locales cerrados o poco ventilados donde un grupo de la población intercambia por mucho tiempo con un enfermo como ocurre con alumnos de un profesor tuberculoso en aulas poco ventiladas o entre personas que tienen ocupaciones donde existen las características similares, como en submarinos, o mineros, etc. Sin embargo, en ocasiones, la infección y la reinfección suele ocurrir en persona que forman parte de la población general sin que se pueda ubicar la fuente de contagio.
Se ha demostrado que la inhalación ocasional de bacilos no provoca obligadamente una infección, pero si la exposición es reiterada, prolongada por horas, en espacios cerrados y la expulsión e inhalación de bacilos es masiva, la infección tiene muchas probabilidades de ocurrir.
En cuanto a la vía de entrada, es generalmente, por vía aérea, sin embargo la sensibilidad al calor del germen (cocción de los alimentos) y la acidez del jugo gástrico dificultan la entrada por vía digestiva aunque el manipulador del alimento sea un enfermo que elimine bacilo; también son excepcionales las entradas por heridas o erosiones de la piel y mucosas cuando al ponerse en contacto con materiales contaminados.
Una vez infectado el sujeto por el bacilo tuberculoso a las 2 a 4 semanas de ocurrido el evento, se desencadenan un mecanismo inmune que permite a ciertas células el crear productos capaces de destruir el bacilo (monocitos o fagocitos). Esta capacidad del organismo se evidencia al realizar un estudio llamado prueba de la tuberculina o Mantoux que de ser positiva sólo muestra la existencia de una infección no una enfermedad. Este mecanismo evita que el infectado se enferme aunque mantenga gérmenes en su interior.

Riesgo de enfermarse.

La respuesta inmune que se desencadena durante la infección tuberculosa es capaz de controlar a los gérmenes que lograron ingresar en el organismo y generalmente esta infección no tiene consecuencias para más de 90% de los infectados. Desafortunadamente 10% de los infectados se pueden enfermar en el transcurso de la vida pero para que esto ocurra deben existir una serie de condiciones que lleven al sujeto a una ruina de su sistema inmunológico, como son los riesgos ya mencionados (enfermedades inmunodepresoras como el SIDA, hambrunas, guerras, malas condiciones socioeconómicas, hacinamiento, enfermedades depauperantes o metabólicas, etc.)
Otra posibilidad que se presenta con frecuencia ocurre cuando un sujeto que carece de contacto anterior con el bacilo tuberculoso sufra una infección masiva, hecho que ocurre en países donde no hay ningún control de la enfermedad y existen muchos enfermos bacilíferos en la población y la inmunidad colectiva es baja, por déficit alimentarios, el SIDA, enfermedades intercurrentes, etc. En este caso la infección no logra curarse y pasa directamente de infectado a enfermo.

Con estos elementos epidemiológicos puede usted llegar a varias conclusiones:
1. Si un sujeto se diagnostica en las primeras etapas de su enfermedad y se le cura, sólo puede infectar a muy pocas personas en la comunidad, lo contrario ocurre cuando el diagnóstico es tardío.

2. Si una persona tiene unas condiciones de vida aceptable con habitación propia, buena ventilación e iluminación solar, tiene menos posibilidades de infectarse o transmitir la enfermedad si está enfermo; por lo tanto si se mejoran las condiciones de vida de la población la tuberculosis debe disminuir.

3. Si hay pocos infectados en una población, a la larga habrá pocos enfermos y por lo tanto la enfermedad tiende a disminuir y desaparecer.

4. Si dentro de una población se logra controlar los factores de riesgo mencionados o al menos minimizar sus efectos (SIDA, enfermedades depauperantes, diabetes, etc.) se puede evitar la tuberculosis en esta población.